Una Mexicana en USA: Pavos de chocolate: una golosina para el Día de Acción de Gracias

Wednesday, November 16, 2016

Pavos de chocolate: una golosina para el Día de Acción de Gracias




¿Pueden creer que la próxima semana ya estaremos celebrando el día de Acción de Gracias? El tiempo se está llendo demasiado rápido. Ya todo mundo está pensando en el menú de la cena, las bebidas y hasta los postres. Y aunque las tartas es lo más común en estas fechas, la verdad es que las golosinas con chocolate también tienen su lugar. Especialmente cuando son en forma de ese personaje tan popular durante estas celebraciones: el pavo. Por eso es que estos lindos pavos de chocolate, resultan la golosina perfecta para cerrar con broche de oro la cena del día de Acción de Gracias.


El día de Acción de Gracias (Thanksgiving) la pasaremos en California rodeados de nuestra familia. Y es que esta celebración aunque no sea parte de las tradiciones Mexicanas si es una que hemos adoptado ahora que vivimos en Estados Unidos. Creo que no hay nada más bonito que exista un día para Agradecer todo cuando somos y tenemos. Y lo mejor de todo es que podemos hacerlo con nuestros seres queridos. Porque si bien es cierto que es el día de Acción de Gracias, también es cierto que para muchos de nuestros compatriotas y en general de la gente en Estados Unidos, este es uno de los pocos días que se tienen de descanso en el trabajo y la escuela y en el que pueden disfrutar de este tipo de reuniones.

Así es que sea que celebres el día o no, o simplemente lo dediques para compartir con los tuyos una rica cena, los postres y las golosinas no deben faltar.

Con esto en mente y sobre todo por buscar una manera de volver a utilizar ese molde de calaveritas que compré y no usé por falta de tiempo durante las fiestas de Halloween y el día de muertos es que se me ocurrió hacer estos pavos de chocolate. Si ves bien el molde, las calaveritas tienen la silueta perfecta para hacer los pavos, que generalmente son delgados en la parte de la cara y gorditos de pechuga para abajo. ¡Quedaron más bonitos de lo pensado!

El chocolate a todo mundo le gusta (o bueno casi a todo mundo) y si a eso le agregas nueces o cacahuates pues qué mejor. Además, los niños pueden ayudarte a hacerlos, y así tienes una manera de entretenerlos durante las fiestas. 


Pavos de chocolate



Necesitas:
  • 1 bolsa de chispas de chocolate
  • Dulces para derretir en colores naranja y rojo
  • Nueces y cacahuates (opcional)
  • Ojitos de dulce
  • 1 molde de silicón (yo utilicé uno que tenía de calaveritas)
¿Cómo se hacen?

Para los pavos:
Coloca las chispas de chocolate en un recipiente de vidrio (como un frasco) y calienta a baño maría. Revuelve hasta que se derritan completamente.
Rocía tu molde con aceite en aerosol para que no se pegue el chocolate.
Empieza a llenar los huecos del molde con el chocolate, algunos completamente y otros a la mitad. Para los que están a la mitad, agrega trocitos de nuez o cacahuate y cubre nuevamente con chocolate hasta llegar al borde.
Llena todos los huecos de tu molde y cuando termines, utiliza una espátula para alisar el chocolate y retirar el exceso del mismo.
Refrigera tus pavos al menos 30 minutos o hasta que se seque el chocolate. Retira del refrigerador y saca los pavos del molde.

Para decorar:
Coloca los dulces por separado en un recipiente de vidrio y calienta en el horno por lapsos de 30 segundos. Con un palillo revuelve hasta derretir.
Pega los ojitos en los pavos de chocolate ayudándote de una gotita del dulce hasta terminar con todos.
Dibuja los picos de los pavos con el dulce naranja y un palillo. Haciendo una especie de triángulo justo abajo de los ojos. Dibuja la gotita que cuelga del pico con un palillo y el dulce rojo.


Vierte los dulces derretidos sobrantes en dos bolsitas de plástico y has un corte en una de las esquinas. En una charola con papel de cera, "dibuja" las plumas del pavo con el dulce naranja y rojo. Coloca el pavo justo en medio de las plumas. Haz lo mismo con el resto de los pavos de chocolate. Refrigera hasta que el dulce se endurezca.


Sirve.

Para que sea más fácil, te dejo el video:


No cabe duda que algo tan sencillo puede quedar súper lindo. Además son muy ricos. Utilicé chocolate semi-dulce, pero también hay amargo o chocolate de leche. El que más te guste seguro estará muy rico. Pero el semi-dulce me gustó porque no es tan empalagoso. Uno de estos pavos de chocolate por persona es suficiente.

Los puedes regalar también, poniéndolos en una bolsita de celofán y con un lindo listón. O servirlos en una charola el día de la cena.



Espero que te hayan gustado y te animes a hacerlos. Si no tienes un molde, usa una cuchara y vierte dos cucharaditas en una charola, una más pequeña que la otra para que se forme el pavo y el resto del procedimiento es el mismo. ¡Que los disfrutes!

¿Te gusta hacer este tipo de golosinas?

No comments:

Post a Comment

09 10